¿Sabes perfectamente los sí y los no a la hora de esmaltar pero se te escapó un detalle y eso afectó tu obra de arte? Acá repasamos los 5 errores más frecuentes a la hora de esmaltar. 

Cómo preparar la uña, de qué manera manipular el esmalte o cuál es la posición ideal de los dedos dentro de la lámpara son algunos de los pasos que, aunque los sepamos de memoria, se nos escapan y terminan afectando nuestro trabajo. ¡Acá te contamos los 5 errores más frecuentes y cómo evitarlos!

Error nro 1: falta de preparación

Es muy necesario (digamos que es el paso fundamental) preparar tanto la superficie de la uña como la cutícula antes de comenzar el esmaltado. Quitar las células muertas, hacer un limado acorde, limpiar bien la superficie de la uña, colocar un buen adherente, etc. ¡Todo esto afecta de forma directa el resultado final de tu trabajo! Además, es importante que todos los productos y herramientas que utilices sean de buena calidad.

Error nro 2: no revisar el producto antes de usarlo

Cuando el esmalte semipermanente es nuevo, o estuvo sin uso durante mucho tiempo, es frecuente que el pigmento se deposite en el fondo del envase. Por eso, antes de usarlo, movelo y mezclalo bien así evitás que haya zonas que no se sequen o se contraigan y arruguen. 

Error nro 3: capas gruesas o exceso de producto

A los esmaltes con mayor pigmentación, como el blanco, rojo, negro y los colores intensos, se les dificulta el paso de la luz para su curado. Por eso, recomendamos aplicarlo en capas bien delgadas para lograr un buen resultado y evitar que se encoja. ¡Y aunque esto pasa con colores fuertes, te recomendamos usar esta regla para todos los tonos que elijas!

Error nro 4: el esmalte toca la piel

Durante la aplicación, tené especial cuidado para que el esmalte no toque la piel. 

Cuando el producto se cura por fuera de la uña suele quedar elevado. Como consecuencia, se levanta y es más fácil que se enganche con cualquier cosa, haciendo que se despegue de la superficie. El esmalte debe estar fundido con la uña natural, sin bordes ni relieves de manera suave y gradual. 

Error nro 5: mala posición de los dedos dentro de la lámpara

Tené especial cuidado con la posición de los dedos dentro de la lámpara: todos deben quedar estirados para recibir la luz. Te aconsejamos revisar tu lámpara para chequear si tiene leds en los laterales ya que, si no los tiene, los dedos pulgares deben curarse por separado para que la uña quede justo debajo de la luz. También puede suceder que algunos diodos de la lámpara hayan dejado de funcionar o estén parpadeando, es importante que revises el estado de tu equipo con frecuencia. 

En Pink Mask procuramos crear productos de excelente calidad que enamo­ren, que cuiden la salud de las personas y que preserven el mundo en el que vivimos. ¡Te invitamos a conocer todos nuestros productos en el sitio web! 

#Esmalte #Manicuria #NailArt #DiseñoDeUñas #ErroresFrecuentes

Deja una respuesta

Este sitio utiliza cookies de google.